¿Qué es el Puerperio?

Según la RAE el puerperio se define como el Periodo que trascurre desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado ordinario anterior a la gestación. La definición médica nos cuenta que es el periodo que comprende desde el final del parto hasta la normalización de los cambios fisiológicos producidos durante el embarazo.

¿¿Alguna vez volveremos al estado “ordinario” anterior a tener a nuestro hijo?? ¿Realmente los cambios producidos sólo son fisiológicos o algo cambia en nuestro ser, en nuestra alma, cuando somos madres? ¿El puerperio termina realmente a los famosos 40 días?

Te propongo olvidarnos del tiempo físico, acercarnos al tiempo emocional donde nos encontramos mamá-bebé, rechazar la invitación a volver a ningún estado ordinario y adentrarnos en este periodo fusión madre-hijo, cuya duración hay que descubrir y valorar de nuevo, compartir nuestros miedos, nuestras aventuras y descubrimientos.

FELIZ INMERSIÓN!

domingo, 6 de noviembre de 2016

LAS PIEDRAS ME LLAMAN

Me encantan las piedras, tengo la casa llena, las redondas, lisas y claras son mi debilidad.
Las piedras tienen una atracción especial, son inertes pero a mi me parece que tienen una forma de vida estática y lenta que me calma.
Algunas piedras son como amuletos, especialmente las semipreciosas o las que tienen un significado personal, en la montaña agradezco que no tengan picos para sentarme y me maravillan las piedras peludas donde sí crece vida vegetal.

Esta primavera visité unas piedras especiales. Me gusta abrazar árboles y personas y no había abrazado una piedra, y es extraño, por un momento, abrazando una gran piedra en Avebury, en Inglaterra, piedras de más de 5000 años de antigüedad que forman un gran círculo, me sentí transportada a esa época donde sólo había piedras, verde y algunos animales. Cómo sería vivir sencilla, sin la tecnología ni coches ni reloj, con el simple objetivo de sobrevivir cada día, comer, dormir, respirar. Mi cerebro está demasiado modernizado y me costó imaginarme cómo vería el mundo y la vida con la cabeza más vacía y los sentidos más abiertos. Cómo sería ser más animal que humano racional, cómo criaría, cómo gestaría, cómo sería el diario salvaje.



Stonehenge está cerca de Avebury, es un emplazamiento más conocido y hay mucha información sobre este lugar del Neolítico y también muchos misterios. El lugar tuvo diferentes círculos de piedra y palos y fué una construcción más moderna de un lugar más antiguo, posiblemente un cementerio, donde había un gran círculo (recinto de foso), que se construyó con astas de ciervos y 56 agujeros circulares de gran tamaño (Agujeros de Aubrey), actualmente quedan unos pocos menhires en forma de trilitos (del griego: tres piedras) y otras piedras semi caidas

Las piedras de Stonhenge tienen historia, unas son de gran tamaño, en el círculo exterior (Piedras de Sarsen, que es una arenisca muy dura), que parece se llevaron desde un lugar a unos 30 Km de Stonhenge. Son unas piedras enormes, que además tuvieron que levantar para construir la forma de trilito tan característica. Las otras piedras son más curiosas, son de un tamaño más pequeño, están en el interior del círculo (piedras azules) y se ha demostrado que las trajeron de un lugar a más de 240 Km de distancia!!! Atravesando mar, tierra y rio. Debían ser unas piedras muy muy especiales para moverlas de tan lejos.

Stonhenge está alineado de forma que en el del solsticio de verano el sol cae por detrás de la piedra del Talón, una gran piedra arenisca rojiza y en el solsticio de invierno se pone el sol en el suroeste, donde estaría un gran trilito, del que ahora sólo queda una piedra. Qué hermoso tiene que ser observar el sol rojizo meterse entre estas grandes piedras.

Fui allí  a visitar esta construcción tan antigua y me encontré que las piedras estaban valladas y no era posible acceder a ellas, y menos abrazarlas! el lugar aun así conserva la fuerza y el misterio y hay algo potente en ese círculo de piedras, algunas caídas. Hay un aire decadente y especial en esta elevación del terreno, aunque palidece con los ruidos de los coches en la carretera y las voces de los visitantes y sus cámaras. Me tumbo en la hierba con mi hija para poder sumergirme en el lugar y es como sentir el latido de la tierra en mi ombligo. Mi hija me pide quedarse más allí, hay algo fuerte, intenso, natural  y especial en este sitio.

Me imagino qué impresionante el descubrimiento de estas grandes piedras en esta llanura verde, la de preguntas que nos hacemos los testigos que las visitamos, ellas responden erguidas y en lenguaje lento y silencioso. Parece que la función del lugar era la de ser un Templo, una catedral prehistórica, aunque también se ha interpretado como un observatorio que marca los movimientos del sol, la luna y las estrellas

Actualmente el lugar es un monumento emblemático, todavía lleno de misterios que atrae a mucha gente de todo el mundo. Piedras que señalan algo importante y que merece ser escuchado. 

No hay comentarios: