¿Qué es el Puerperio?

Según la RAE el puerperio se define como el Periodo que trascurre desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado ordinario anterior a la gestación. La definición médica nos cuenta que es el periodo que comprende desde el final del parto hasta la normalización de los cambios fisiológicos producidos durante el embarazo.

¿¿Alguna vez volveremos al estado “ordinario” anterior a tener a nuestro hijo?? ¿Realmente los cambios producidos sólo son fisiológicos o algo cambia en nuestro ser, en nuestra alma, cuando somos madres? ¿El puerperio termina realmente a los famosos 40 días?

Te propongo olvidarnos del tiempo físico, acercarnos al tiempo emocional donde nos encontramos mamá-bebé, rechazar la invitación a volver a ningún estado ordinario y adentrarnos en este periodo fusión madre-hijo, cuya duración hay que descubrir y valorar de nuevo, compartir nuestros miedos, nuestras aventuras y descubrimientos.

FELIZ INMERSIÓN!

lunes, 8 de abril de 2019

Nuevas fechas para el Grupo de Apoyo al posparto

El grupo de Apoyo RED DE MAR, lleva casi 11 años funcionando de forma oficial en Valladolid, los comienzos fueron oficiosos, en casa de amigas tomando té y hablando de nuestras crianzas y puerperios. Estoy muy contenta de seguir facilitando un espacio donde poder compartir lo que nos pasa.
Desde hace 3 años lo hacemos en unión a lactancia en positivo, para acoger las dificultades en la lactancia y apoyar desde ahí, pero siento muy importante seguir ofreciendo el espacio abierto general de puerperio. Y poder diferenciar, desde el año pasado, las reuniones de lactancia de las de acompañamiento emocional, ya que muchas veces las reuniones sobre lactancia son más directivas, más de recomendaciones y dudas y yo necesito seguir contribuyendo desde el saber interno, desde el propio descubrimiento personal, desde la confianza en que en cada momento podré tomar la mejor opción y sobre todo desde la escucha profunda a mi hijo y a mi misma, y a veces despista recibir información, aunque sea de calidad, cuidada y en esta línea de trabajo. (También a veces es necesaria y ayuda, sobre todo cuando la causa de problemas en la lactancia no es tanto un asunto emocional)

Me encuentro muchas veces con la tentación (y la acción) de coger este sitio, el de la que sabe, de experto, de profesional y poder nombrar lo que sé, de colocar mi mirada, y si bien esto es necesario a veces para ampliar a las mujeres la visión, para dar luz, me cuestiono en estos tiempos de tanta información y bombardeo externo si no estaré contribuyendo así a la desconexión de las madres apoyando a colocarnos (soy también madre, me incluyo) en un lugar más infantil de recibir ayuda externa, de pedir, de sentirnos víctimas y sin poder, necesitadas del saber externo y muchas veces del discurso oficial (que dificulta el cuestionamiento, la duda y la revisión de lo que se hace, tan necesaria) Y a la vez siento que este saber de mujer, de madre, de camino andado también tiene su lugar, siempre no se superponga en el camino del otro, sino que acompañe como luz en el camino

Tampoco veo claro el camino sea el silencio, pues es frágil y se llena facilmente de ruidos y palabras de otros lados, así que así estoy, cuestionándome desde dónde acompañar, desde dónde ayudo al otro a coger su responsabilidad, su saber, su fuerza, a respetar sus dudas, miedos y penas.

Me resulta tan en el filo y tan difícil este sitio, y siento ahí está el meollo de la cuestión, desde dónde acompaño, cual es mi mirada como acompañante de la maternidad, cómo veo a las madres? y cómo me coloco yo?

Esta revisión hecha en profundidad no es tan sencilla como parece, creo tiene varias capas, que se enlaza con mi propia historia, con quien soy, con cómo veo la vida.

En estoy estoy, con tanto cuestionamiento, preguntándome desde dónde trabajar con la raiz, viendo como el embarazo ya es muy tarde para poder trabajar en el poder y la fuerza de las madres y de los padres también.

Mientras tanto, nos vemos dos jueves al mes, quizás muchas respuestas se vayan desenmarañando reunión a reunión.

Isabel



No hay comentarios: