¿Qué es el Puerperio?

Según la RAE el puerperio se define como el Periodo que trascurre desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado ordinario anterior a la gestación. La definición médica nos cuenta que es el periodo que comprende desde el final del parto hasta la normalización de los cambios fisiológicos producidos durante el embarazo.

¿¿Alguna vez volveremos al estado “ordinario” anterior a tener a nuestro hijo?? ¿Realmente los cambios producidos sólo son fisiológicos o algo cambia en nuestro ser, en nuestra alma, cuando somos madres? ¿El puerperio termina realmente a los famosos 40 días?

Te propongo olvidarnos del tiempo físico, acercarnos al tiempo emocional donde nos encontramos mamá-bebé, rechazar la invitación a volver a ningún estado ordinario y adentrarnos en este periodo fusión madre-hijo, cuya duración hay que descubrir y valorar de nuevo, compartir nuestros miedos, nuestras aventuras y descubrimientos.

FELIZ INMERSIÓN!

viernes, 22 de marzo de 2019

Autocuidado para mujeres

Los árboles me han fascinado desde niña. Cómo de una pequeña semilla puede brotar la vida, abriéndose paso por la carcasa dura de la simiente, un tallo frágil y tierno, y de ahí puede crecer un árbol de tronco firme y raíces profundas.
La metáfora del árbol me acompaña y ayuda a entender este misterio de la vida, de acoger cómo crecen mis hijas y cómo maduro yo. Me sirve de refugio interior cuando necesito nutrirme y retirarme. Como dice Clarissa Pinkola Estés:

"La soledad es como un bosque desplegable que llevo conmigo donde quiera que voy y extiendo a mi alrededor cuando necesito"
Cada vez veo más importante, especialmente como mujer, al estar todavía viviendo con un software patriarcal (lo llamo así para nombrar lo instalado de serie a veces poco visible y consciente y que opera a mi alrededor y en mi) el hacerme cargo de mi vida, responsabilizarme de lo que yo necesito, quiero, siento, de lo que me hace bien a mi (que puede no coincidir con lo cómodo o lo agradable o lo que me gusta).
De buscar activamente mi cuidado, desde un plano más superficial, con el cuidado físico, nutrición y mantenimiento de mis células y mi entorno, a un cuidado más profundo atendiendo y escuchando mi sentir, respetando mis ritmos y dejando a la sabiduría del cuerpo y de la vida que sigan el camino. El autocuidado como un proceso de capas.

Y en este paralelismo con el árbol me  pregunto..Cuanto cuidado del terreno, de las condiciones para que la semilla germine... desde la oscuridad...
Qué ayuda a potenciar el crecimiento... un buen jardinero, abono,  luz y aire...
¿Qué está esperando a brotar?

Cuántos dones/frutos puedo recoger, valorarlos y saborearlos. Cómo despliego mi creatividad y estos dones en el mundo. Cómo estoy con la savia parada, descansando.


Cuántos obstáculos impiden que el flujo de la vida siga adelante

¿Cuanto somos para otros y no somos para nosotros mismos?

Así que me dejo estar en mi árbol interno, este que me da solidez, centro y vida y respiro, vivo, estoy.
Arbol Interior. Pastel. Isabel Villanueva
Buen viaje y crecimiento
Isabel

No hay comentarios: