¿Qué es el Puerperio?

Según la RAE el puerperio se define como el Periodo que trascurre desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado ordinario anterior a la gestación. La definición médica nos cuenta que es el periodo que comprende desde el final del parto hasta la normalización de los cambios fisiológicos producidos durante el embarazo.

¿¿Alguna vez volveremos al estado “ordinario” anterior a tener a nuestro hijo?? ¿Realmente los cambios producidos sólo son fisiológicos o algo cambia en nuestro ser, en nuestra alma, cuando somos madres? ¿El puerperio termina realmente a los famosos 40 días?

Te propongo olvidarnos del tiempo físico, acercarnos al tiempo emocional donde nos encontramos mamá-bebé, rechazar la invitación a volver a ningún estado ordinario y adentrarnos en este periodo fusión madre-hijo, cuya duración hay que descubrir y valorar de nuevo, compartir nuestros miedos, nuestras aventuras y descubrimientos.

FELIZ INMERSIÓN!

lunes, 4 de abril de 2011

Comunicación con nuestro bebé

Nuestra historia no comienza en el nacimiento, sino antes, dentro del útero de nuestra madre, ya desplegamos una forma de estar en el mundo, una disposición-activa, tranquila, movida- ya empezamos a construir un vínculo con nuestra madre, con la que compatimos TEJIDOS (la placenta es un órgano de relación de la madre y el bebé por el que los nutrientes pasan al feto a través del cordón umbilical), EMOCIONES (que llegan a través de las distintas hormonas y substancias desplegadas por la corriente sanguínea), ESTÍMULOS...

Parece que los bebés desarrollan el oido durante el tercer trimestre de embarazo, por tanto son capaces de escuchar sonidos y voces, los ruidos internos de la madre... todo ello filtrado y atenuado por el líquido amniótico

Su universo sonoro mientras están en el útero son por un lado los sonidos internos de la madre... el toc toc del corazón, la respiración de la madre que llega en oleadas, los ruidos del intestino y el estómago... Los sonidos exteriores están muy atenuados a través del abdomen de la madre, pero hay una vía... A TRAVÉS DE LA MADRE, por la que el feto el futuro bebé puede oir la voz de su madre, la música, algunos sonidos exteriores...

El Dr. Tomatis, en su libro "9 meses en el paraíso", expone la teoría de que el feto es sordo a los sonidos graves, los propios del entorno sonoro intrauterino, precisamente para protegerse de tal invasión y avalancha de ruidos. Explica que el feto está especialmente sensible a la voz de la madre, ya que las frecuencias agudas sí pueden ser escuchadas.

Y cómo le llega al feto el sonido de la voz de la madre?? No a través de los tejidos, Tomatis propone que el sonido resuena en la pélvis, el sonido "viaja" a lo largo de la columna y el feto lo puede apreciar, de forma distorsionada y en algunos armónicos amplificada. Así, si la madre tiene la columna recta, estando sentada o de pié, puede potenciar que el sonido, especialmente las frecuencias agudas, se propague por la columna y que su hijo lo reciba dentro del útero.

Es curioso cómo en nuestro mundo del siglo XXI necesitamos escuchar a los expertos que nos dicen cosas que bien se pueden escuchar con el corazón...

Que el bebé está conectado a su madre, que hay comunicación y vinculación durante el embarazo, más allá de la voz y la música, que también, a través del lenguaje sin voz y de las palabras sin sonido, que en estos principios el padre, los familiares pueden comunicarse con el hijo, a través de la madre, y cuando sea el momento, se vincularán directamente... con esa persona que empieza su historia mucho antes de nacer

Un abrazo nocturno

Isa

No hay comentarios: