¿Qué es el Puerperio?

Según la RAE el puerperio se define como el Periodo que trascurre desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado ordinario anterior a la gestación. La definición médica nos cuenta que es el periodo que comprende desde el final del parto hasta la normalización de los cambios fisiológicos producidos durante el embarazo.

¿¿Alguna vez volveremos al estado “ordinario” anterior a tener a nuestro hijo?? ¿Realmente los cambios producidos sólo son fisiológicos o algo cambia en nuestro ser, en nuestra alma, cuando somos madres? ¿El puerperio termina realmente a los famosos 40 días?

Te propongo olvidarnos del tiempo físico, acercarnos al tiempo emocional donde nos encontramos mamá-bebé, rechazar la invitación a volver a ningún estado ordinario y adentrarnos en este periodo fusión madre-hijo, cuya duración hay que descubrir y valorar de nuevo, compartir nuestros miedos, nuestras aventuras y descubrimientos.

FELIZ INMERSIÓN!

lunes, 28 de febrero de 2011

Informando del parto-ofreciendo la tarta completa

Buenas noches!!

A través de mi amiga Sophia Style he encontrado esta página en inglés "Birth International" donde hay colgados artículos bastante interesantes acerca del parto, clases de preparación, lactancia, etc...

Me ha gustado especialmente este artículo "Making it real" donde exponen la necesidad de ser realista en las clases de los educadores, ofrecer toda la tarta que diría Pam England, no sólo un trozo de pastel...

Algunas preparaciones obvian el tema del dolor, o de la cesarea, o la epidural o quizás sólo presentan el lado médico del parto, u ofrecen una visión sesgada de la dilatación y del expulsivo... o duele muchísimo o se puede tener un parto orgásmico, olvidando quizás que el asunto principal en el parto es ABRIRSE y estar ante lo desconocido- el parto no tiene guión, como dice Gayle Peterson- y nadie puede predecir cómo será el parto.

Los educadores a veces sesgamos la información que ofrecemos a las embarazadas y a las parejas en función de nuestros miedos, nuestras creencias o preferencias - si somos partidarias de parto natural o de la epidural, o contrarias a las cesareas o nos incomodan los sonidos intensos de las mujeres o nos asusta el dolor...

Así ofrecemos a los futuros padres una visión parcial de lo que podría suceder en su parto y les privamos de una riqueza e información vivencial que les puede ayudar a prepararse y a minimizar posibles traumas o trastornos posteriores. Creo que es positivo ser honesto y ofrecer la información lo más holística y completa posible - y no sólo me refiero a la información más verbal o racional, sino sobre todo a lo que realmente podría pasar emocionalmente, psicológicamente, corporalmente en el parto-Y eso se puede hacer ofreciendo vivencias corporales, situaciones nuevas, llevando a los padres al límite y encarnando en la misma estructura del taller- sin guión, respondiendo al momento, haciendonos vulnerables y corriendo riesgos- la vivencia de un parto.

Como dice el artículo:

"Los educadores del nacimiento deberían ser realistas acerca de qué podría suceder durante el parto. Una de las razones por la que los padres van a los programas de educación prenatales es para encontrar "de qué va esto del nacimiento". Quieren que les digamos qué esperar para que así se puedan preparar para los eventos que tienen delante. Asumen que el conocimiento es la clave para manejarse mejor en el parto y con el nuevo bebé y que si tienen la información correcta por delante, todo irá bien.

Realmente suena posible!! El problema con expectativas como estas es que los eventos principales de la vida raramente siguen un plan y puede llevar a la decepción con la experiencia del parto de los padres...."

"... la realidad- que nadie es capaz de predecir los eventos que van a pasar- debe ser dirigida directamente, justo desde el principio. Debemos ayudar a los padres a cambiar su punto de vista desde la visión túnel a otra visión de aceptación de la naturaleza imprevisible del parto..."

Yo también creo que uno de los principales temas para afrontar un parto es verselas con lo desconocido, con los miedos, y aceptar que en el parto- como en la vida, pueden suceder muchas cosas... es nuestra decisión estar ABIERTAS a esos eventos inesperados o por el contrario pelearnos aún cuando no haya mucho que se pueda hacer... Toda experiencia lleva una sabiduría y un aprendizaje y un tesoro escondido, aunque a veces parezca un tesoro amargo ;-))

Me gusta también el que hable de los planes de parto sobre una de las sugerencias de presentar a los padres el nacimiento de una forma más realista:

"Siendo cuidadoso acerca del uso de los planes de parto. El mismo título "plan de parto"sugiere una aproximación organizada del proceso, cuando la realidad es a menudo muy diferente. Puede ser útil el que los padres construyan una lista de deseos o necesidades, como forma de crear una base útil de comunicación con los profesionales..."

Es un tanto engañoso pensar que en el parto uno puede ELEGIR que puede trazar un PLAN, quizás podamos elegir los profesionales que nos van a acompañar, o el lugar donde deseamos dar a luz, y eso posiblemente condicionará y afectará nuestro parto, pero en un suceso sin guión como el parto es posible que en el mismo momento presente tomemos decisiones- la mejor en cada momento- sin haber sido capaces de anticiparlas o que cambiemos de opinión- nuestro cuerpo nos pida otra cosa más allá de lo que escribimos un día en un papel.También me parece que escribir lo que nos importa, lo que deseamos, en una hoja para trasmitírselo al profesional, nos resta del contacto personal cara a cara- donde se trasmiten mucho más que palabras e ideas, donde podemos comunicar -verbal, emocionalmente, corporalmente- a la matrona lo que es realmente importante para nosotros en este momento tan especial, con confianza, directamente y atisbando la intención positiva del otro. Creo que es más fácil que un profesional cambie su modo de proceder habitual si se lo pedimos con el corazón y está dentro de los márgenes de la posibilidad que si lo lee en un papel- y si no pensemos en el decálogo de la OMS y en su aplicación real en la mayoría de los hospitales sigh!!-

En los talleres de Birthing from within utilizamos el marco de nuestro parto para imaginar las cosas que nos podrían ayudar para que nuestro parto fuera más fácil- oscuridad, música o silencio, calor, agua, etc... ¿Qué necesitaría la mujer sabia y ancestral dentro de ti durante el parto?
Enmarcando que el trabajo de parto es ABRIRSE... a la vida, la mente, el corazón, el cérvix... y responder con presencia y amor en cada momento. En lugar de un plan es más bien una guía, un marco donde nos gustaría movernos, siempre con la flexibilidad del momento y la situación.

Confiando que seguro nuestro parto nos va a sorprender y vamos a aprender algo que no sabíamos...

Un cálido saludo primaveral (aunque haga frío y esté medio lluvioso por aquí)

Isa

No hay comentarios: