¿Qué es el Puerperio?

Según la RAE el puerperio se define como el Periodo que trascurre desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado ordinario anterior a la gestación. La definición médica nos cuenta que es el periodo que comprende desde el final del parto hasta la normalización de los cambios fisiológicos producidos durante el embarazo.

¿¿Alguna vez volveremos al estado “ordinario” anterior a tener a nuestro hijo?? ¿Realmente los cambios producidos sólo son fisiológicos o algo cambia en nuestro ser, en nuestra alma, cuando somos madres? ¿El puerperio termina realmente a los famosos 40 días?

Te propongo olvidarnos del tiempo físico, acercarnos al tiempo emocional donde nos encontramos mamá-bebé, rechazar la invitación a volver a ningún estado ordinario y adentrarnos en este periodo fusión madre-hijo, cuya duración hay que descubrir y valorar de nuevo, compartir nuestros miedos, nuestras aventuras y descubrimientos.

FELIZ INMERSIÓN!

domingo, 15 de febrero de 2009

La Revolución de las Madres

Buenos días
Ayer encontré en las librerías el nuevo libro de Laura Gutman: "La revolución de las madres" de editorial integral.

En él desarrolla aún más sus teorías y su forma de trabajo y también habla de la nutrición, no sólo de alimentos, que también, sino de otros alimentos para el alma como son la presencia, el contacto, el cariño, etc... y plantea la íntima relación entre el vínculo maternal y el vínculo con la comida...

Os copio un extracto del párrafo del final del libro, espero os guste.

La Revolución nuestra de cada día

La nuestra es una revolución silenciosa, amorosa y pacífica.

Es una revolución doméstica, en el sentido más sublime del término. Es un cambio cotidiano, permanente, cariñoso, tierno y compartido.(...)

Las madres hacemos la revolución cuando recuperamos nuestros rituales ancestrales, cuando defendemos los espacios íntimos, cuando hacemos silencio, cuando recordamos que somos las tierra y que somos el cosmos. Cambiamos el mundo cuando conservamos el valor sagrado que tienen los pequeños actos de intercambio humano. (...)

No importa que hayamos tenido vidas difíciles. Cada día es una nueva oportunidad para mirar a un niño y saber que tiene ganas de alimentarse con nuestra sustancia materna. Tampoco importa si se trata de un hijo propio o ajeno, porque ellos siempre permanecerán receptivos a los cuidado amorosos. Todos los niños saben que existe un ámbito generoso y caliente latiendo en el corazón de cada madre, potencialmente útil y nutritivo para ellos.

Laura Gutman

2 comentarios:

Maite dijo...

Hola, justo ayer leí en la revista Tu bebé un avance del libro en el que se habla sobre lactancia. Muy bonito, incidiendo en el mantenerse disponible, más allá de la alimentación.

También te he hecho un mimo http://www.crianzanatural.com/forum/forum_posts.asp?TID=37940

Isa Red de Mar dijo...

Hola maite
Te respondo en la próxima entrada ...gracias por enviarme "deberes" sobre la infancia ;-)
Ayer me terminé el libro y me ha gustado mucho, incluso me estoy replanteando lo de la leche (Laura Gutman habla de la relación del moco de los bebés con el consumo de lacteos y hay un capítulo acerca de alimentación macribiótica), voy a probar a reducir el consumo de lacteos en mis hijas y en mi (que sigo dando el pecho)para probar a ver qué tal nos va..
Dentro de unos días colgaré algún trozo del libro
Un abrazo
Isa