¿Qué es el Puerperio?

Según la RAE el puerperio se define como el Periodo que trascurre desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado ordinario anterior a la gestación. La definición médica nos cuenta que es el periodo que comprende desde el final del parto hasta la normalización de los cambios fisiológicos producidos durante el embarazo.

¿¿Alguna vez volveremos al estado “ordinario” anterior a tener a nuestro hijo?? ¿Realmente los cambios producidos sólo son fisiológicos o algo cambia en nuestro ser, en nuestra alma, cuando somos madres? ¿El puerperio termina realmente a los famosos 40 días?

Te propongo olvidarnos del tiempo físico, acercarnos al tiempo emocional donde nos encontramos mamá-bebé, rechazar la invitación a volver a ningún estado ordinario y adentrarnos en este periodo fusión madre-hijo, cuya duración hay que descubrir y valorar de nuevo, compartir nuestros miedos, nuestras aventuras y descubrimientos.

FELIZ INMERSIÓN!

lunes, 31 de enero de 2011

Preparemos Madres y Padres para un Nacimiento por Cesárea

Queridos amigos
Pam England, la fundadora de Birthing from within, está compartiendo su visión de cómo cambiar el Nacimiento en nuestra cultura en su blog. “Cincuenta Maneras de Cambiar el Nacimiento en Nuestra Cultura”

Sophia Style y yo como mentoras de Birthing form within en España hemos elegido empezar por este artículo, que os ofrecemos con cariño, por mostrar la perspectiva interna y consciente de Birthing from Within en un tema tan silenciado como la cesárea.

Cuando el parto toma rumbos inesperados y -aparentemente- no hay nada más que se pueda hacer, hay una alternativa para abrirse a la experiencia, para estar presente en la bienvenida del nuevo bebé y de la nueva madre: la de abrazar la experiencia e internamente atravesar esta situación temida y desconocida con una energía fuerte de amor.

Podéis dejar vuestros comentarios sobre este artículo si queréis en el blog

A partir de ahora iremos traduciendo mas artículos de Pam y de Birthing from Within para difundir en castellano y compartir este enfoque, de prepararse para el nacimiento como un rito de paso.


Un cálido saludo, Sophia Style e Isabel Villanueva

Facilitadoras de Birthing from Within en España.


Cambio 12: Preparemos a Madres y Padres para un Nacimiento por Cesárea

Queridos amigos,

Una forma de cambiar la experiencia de las mujeres que dan a luz en nuestra cultura es prepararlas cálidamente y con honestidad para cualquier tipo de nacimiento. Eso incluye el nacimiento por cesárea.
¿Te has dado cuenta de cuantas veces la madre que está en estado de shock o avergonzada tras una cesárea es la madre que no leyó ni preguntó sobre ello, porque creía realmente que no le pasaría a ella? (Con el porcentaje en aumento de cesáreas, aunque no “tendría” que pasarle a ella, podría pasar.)

Si estuviéramos allí para preguntarla (o al padre) qué podría haberla ayudado, ella (o él) podría decir: “Me hubiera gustado saber qué esperar. Fue un gran shock.
No debemos poner la responsabilidad de la preparación holística en los padres primerizos, es decir: “si no preguntan, no hablaremos de ello.” Las madres y los padres que no han sido preparados sufren un terrible shock emocional, pero no debido a la cirugía en sí, sino a su propia inocencia, falta de información, los juicios hacia ellos mismos, y están tan sobrepasados, que desconectan para atravesarlo como pueden.
Incluso cuando la marea de cesáreas innecesareas cese, algunas mujeres tendrán partos por cesárea. Así que la preparación para la cesárea debe formar parte de una preparación holística.

Todas las madres, padres, otras madres y sus acompañantes en el parto necesitan estar preparados para dar a luz con consciencia en caso de cesárea.
En mi trabajo con partos traumáticos, historia tras historia, veo que no se trata de la cesárea en sí - el shock viene de no saber qué esperar, o qué hacer, o qué significa para la mujer como madre. Por otro lado, las facilitadoras de Birthing From Within han recibido a menudo agradecimientos de padres, que debido al ejercicio de role-play de un nacimiento consciente por cesárea, estaban preparados y mucho menos traumatizados.

Los padres que acuden a matronas, doulas y toman clases de preparación al parto – y no oyen ni una palabra acerca de qué hacer en caso de un nacimiento por cesárea- a menudo se sienten traicionados. Por extraño que parezca, el no referirse a la cesárea durante la preparación prenatal añade sentimientos de vergüenza porque las personas en que ellos confiaban (la gente que confía en el parto) no hablaron acerca de ello. El silencio envía un meta- mensaje parecido a “las cesáreas son cosas que pasan a las mujeres no preparadas, no comprometidas, o a las mujeres que no han tenido la protección de la información y de una doula”

Cuando las personas que trabajan en torno al parto (o incluso los amigos) hablan francamente y cálidamente acerca de dar a luz conscientemente mediante cesárea, modelamos aceptación y fuerza. Si tenemos buena sintonía con los padres, ellos acogen nuestra aceptación y fuerza. Es como si fuera una dosis homeopática emocional de medicina contra la vergüenza, el aislamiento y el sentimiento penetrante de fracaso. Y, si la mujer tiene un parto por cesárea, sabrá que tiene un aliado en nosotros: nos atrevimos a hablar de ello!

Si eres una de las personas en las que ella confía (una de esas personas que “confía en el parto”) y hablaste acerca de dar a luz mediante cesárea, incluso si no estás con ella en la sala de operaciones, ella sabrá que “estas con ella”. Sabrá que puede contártelo después.

No todas las personas que trabajan en torno al parto pueden hablar acerca de las cesáreas con calidez y de forma imparcial. Algunas necesitan atravesar un periodo de sanación de su propio trauma de parto o de sus acuerdos contra las cesáreas o los padres que han tenido cesáreas. Después de este proceso, se podrá hablar de otra manera.

Hay muchas formas de enseñar acerca de las cesáreas. Hay personas que envían mensajes tácitos y abiertos desde el juicio, con razones y formas de evitar la cesárea a toda costa. La intención positiva de esto es asustar o motivar a la mujer a no “elegir” una cesárea, pero en el parto, todos sabemos que “elegir” y consentimiento informado son áreas nebulosas poco definidas.
Cuando hablo a las parejas acerca del parto por cesárea, siento que es como una ceremonia, una iniciación a la auto aceptación, a la visión de verse manejando la situación – incluso cuando la cesárea no es deseada. La enseñanza es acogerse a uno mismo, no evitar algo y lamentarse.
Los padres y otras madres experimentan el nacimiento por cesárea desde una perspectiva totalmente diferente.

Ellos también necesitan apoyo y preparación; también pueden quedar traumatizados por la falta de preparación, si no hablamos acerca de ello. Ellos estarán muy sobrepasados por el entorno de la cirugía. Esta semana he trabajado con una pareja encantadora que no estaban preparados para el parto por cesárea, pero tuvieron una. El bebé nació sano, cogieron al bebe y lo llevaron a secarlo y envolverlo … se lo dejaron al padre y lo acompañaron fuera del quirófano hasta la maternidad. La madre no vio a su bebé… no hasta horas después en la sala de recuperación. Este padre no tenía ni idea que podía haberlo cogido y llevado a su mujer, la madre… y ayudarla a que lo viera, lo cogiera, en la mesa de operaciones. Estaba totalmente sobrepasado y fue guiado fuera del quirófano sin una pista de que tenía opciones. Su experiencia pudo ser tan diferente si… si sólo…ellos hubieran estado preparados para dar a luz conscientemente por cesárea.

Algunos de vosotros ya estáis haciendo esto. Y para algunos, es tan contrario a lo intuitivo, que no podéis ni imaginar cómo hablar de la cesárea sin que suene que lo estas “aprobando” o hipnotizando a los padres a dar a luz mediante cesárea. Estas son consideraciones a tener en cuenta. Pero se puede hacer. Si quieres aprender una forma de hacerlo, asiste a un taller de introducción al mentorado de Birthing From Within o contacta con Birthing From Within para una clase telefónica.

Hay muchas maneras de cambiar la forma de nacer en nuestra cultura. No se trata sólo de cambiar los protocolos médicos y los rituales, sino también en preparar a los padres a dar a luz en la cultura actual y no en una cultura ideal, en la que nos gustaría que estuvieran pariendo.

Con cariño

Pam England


2 comentarios:

Quereres dijo...

Que bueno saber que eso existe!!
:D
La verdad creo que aun mi siento con miedo y verguenza de mi cesária. Pero, mi preparé solo para el parto natural y no mi dê cuenta que iria parir en la "cultura actual". Y la cesária puede pasar.
Hay que prepararse para um parto más consciente!

Gracias por compartir!
Gracias

Isa dijo...

Gracias a ti

El embarazo el parto y el posparto es un camino intenso de crecimiento y de descubrimiento personal...

No sabemos lo que nos espera en la vida... en el parto... y más allá de las innecesareas, las altas tasas de cesareas...hay un espacio de libertad personal de cómo quiero vivir esto que me está pasando, si quiero abrazarlo... porque no hay nada más que se pueda hacer en ese momento y aprender de la experiencia e integrarla en mi vida, como cualquier suceso inesperado que a veces nos sacude y nos sorprende...la vida ;-))

Un abrazo
Isa