¿Qué es el Puerperio?

Según la RAE el puerperio se define como el Periodo que trascurre desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado ordinario anterior a la gestación. La definición médica nos cuenta que es el periodo que comprende desde el final del parto hasta la normalización de los cambios fisiológicos producidos durante el embarazo.

¿¿Alguna vez volveremos al estado “ordinario” anterior a tener a nuestro hijo?? ¿Realmente los cambios producidos sólo son fisiológicos o algo cambia en nuestro ser, en nuestra alma, cuando somos madres? ¿El puerperio termina realmente a los famosos 40 días?

Te propongo olvidarnos del tiempo físico, acercarnos al tiempo emocional donde nos encontramos mamá-bebé, rechazar la invitación a volver a ningún estado ordinario y adentrarnos en este periodo fusión madre-hijo, cuya duración hay que descubrir y valorar de nuevo, compartir nuestros miedos, nuestras aventuras y descubrimientos.

FELIZ INMERSIÓN!

domingo, 12 de octubre de 2008

La bruja Interior

Todos sentimos el anhelo de lo salvaje. Y este anhelo tiene muy pocos antídotos culturalmente aceptados. Nos han enseñado a avergonzarnos de este deseo. Nos hemos dejado el cabello largo y con él ocultamos nuestros sentimientos. Pero la sombra de la Mujer Salvaje acecha todavía a nuestra espalda de día y de noche. Dondequiera que estemos, la sombra que trota detrás de nosotros tiene sin duda cuatro patas.
CLARISSA PINKOLA ESTÉS

Una de las cosas que más me sacudió cuando me estrené como madre fue la aparición frecuente de un personaje brujil, bastante gruñón y antipático, según mi parecer (y el de mi pareja, sobre todo…), mi sensación era que se me había colado en el parto, no sólo el nuevo bebé, sino también algo indefinido que me había alterado el carácter, y que era algo oscuro, pegajoso y enfadado.

Empecé a indagar, me encontré con Laura Gutman y la sombra, me encontré a otras madres (y padres) que me contaban historias similares, me encontré con los personajes interiores, me encontré con la Mujer Salvaje… Y fue en mi segundo embarazo, cuando empecé a intuir que esta sombra mía, este personaje bruja cascarrabias que emerge de forma especial cuando estoy cansada, cuando estoy sobrecargada, cuando me siento sobrepasada, no es malo, puede ser desagradable y molesto para la convivencia, pero es parte de mi, y está por algo…. Pero como lleva tanto tiempo en el bosque, encerrado, no conoce las claves de buenas costumbres y dice y hace las cosas de forma brusca, tosca, explosiva…

Mi bruja interior era en mi imaginación vieja y fea y retorcida, ahora la miro y descubro otros detalles que se me habían pasado por alto, el pelo azul, la fuerza en la mirada, su cuerpo sacudido por varios embarazos y partos, sus ojos chispeantes. No tiene una hermosura de portada de revista ni falta que hace, pero tiene intuición, dignidad y sabiduría.

Así que de vez en cuando la saco de paseo, me sienta bien, a los que me rodean les choca porque sigue siendo bastante brusca y franca, pero aprendo de ella, me suma energía, me ayuda a defender y a expresar lo que siento, a vivir en el lado salvaje y escuchar mi instinto de loba y a olisquear el territorio.

Esta bruja me pide descanso, retiro, silencio, cachorros, pareja, campo, locura, música, magia, retos y se me enfada con la casa, la limpieza, la rutina, los horarios, el trabajo, el cansancio…
Quizás sea más sabia y más lúcida de lo que en un primer momento pensé. Quizás me ayude a correr con los lobos, quizás sea parte de mi Mujer Salvaje.

Isa saludando a la Luna casi llena

No hay comentarios: