¿Qué es el Puerperio?

Según la RAE el puerperio se define como el Periodo que trascurre desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado ordinario anterior a la gestación. La definición médica nos cuenta que es el periodo que comprende desde el final del parto hasta la normalización de los cambios fisiológicos producidos durante el embarazo.

¿¿Alguna vez volveremos al estado “ordinario” anterior a tener a nuestro hijo?? ¿Realmente los cambios producidos sólo son fisiológicos o algo cambia en nuestro ser, en nuestra alma, cuando somos madres? ¿El puerperio termina realmente a los famosos 40 días?

Te propongo olvidarnos del tiempo físico, acercarnos al tiempo emocional donde nos encontramos mamá-bebé, rechazar la invitación a volver a ningún estado ordinario y adentrarnos en este periodo fusión madre-hijo, cuya duración hay que descubrir y valorar de nuevo, compartir nuestros miedos, nuestras aventuras y descubrimientos.

FELIZ INMERSIÓN!

martes, 10 de junio de 2008

La Sombra


"Al tener el alma expuesta en el cuerpo del bebé, es posible ver más claramente las crisis que quedaron guardadas, los sentimientos que no nos atrevimos a reconocer, los nudos que siguen enredando nuestra vida, lo que está pendiente de resolver, lo que desechamos, lo que resulta inoportuno."

" Reconocernos frágiles, como "mamás-bebés". Cuidarnos como tales. Respetarnos con estas nuevas cualidades. Tenernos paciencia en este tiempo tan especial y no exigirnos un rendimiento igual al acostumbrado. Abrirnos a la sensibilidad que se nos agudiza y a la percepción de las sensaciones que son vividas con un corazón inmenso y un cuerpo que sentimos pequeño porque somos bebé y persona adulta simultaneamente"
LAURA GUTMAN
Mi sombra está ahí, pequeña, escondida, oscura... A veces se filtra en mi vida, como invitada incómoda y exige, grita, se enfada... Aparece la bruja azúl... En esa locura me cuesta ponerme en el lugar de los demás, sólo pienso en mi, mi necesidad, mi enfado, mi tristeza y cansancio... porque sobre todo la sombra azúl se me cuela tras un día largo, en medio de una noche, cuando estoy cansada, hambrienta, agotada.
Así que hago resonar estas palabras de cuidado de Laura Gutman, porque quiero tratarme con cuidado, quiero invitar a la bruja y escuchar sus lamentos, sus enfados, sus temores y dudas, y nutrirme de su fuerza lunar y su magia femenina y misteriosa.
Qué tentaciones de encender la luz!! de no vivir en la penumbra de lo incierto y lo desconocido, lo no reconocido y rechazado, qué tentaciones de huir al mundo cotidiano, donde no se ven brujas ni lunas ni peces abisales. (Sólo coches, horarios, proyectos...)
Así que he decidido citarme conmigo misma al menos 10 minutos al día, saludo a mi sombra, la pregunto, la escucho, me quedo en mi incomodidad, mis dudas, mi inseguridad, me siento vulnerable y frágil, tan distinta de la super mujer que vendo y que presento en el mundo cotidiano y así navego en el mar agitado e incómodo del puerperio con conciencia y cariño, también con miedo e incertidumbre... La aventura es la aventura!!
Un abrazo de cuidado y aliento
Isa

1 comentario:

MKB dijo...

Muchas gracias por este espacio de difusión de estos temas tan intangibles. Para las que no podemos asistir presencialmente a las reuniones, este blog es una gran ayuda y apoyo. Ya lo ha sido con que has publicado hasta ahora.
Un abrazo